ColorfulSmiles.com


CIMAS DEL PIRINEO

Durante 50 días del verano de 2008, Luis y Vero decidieron dar un paso más en la aventura que habían realizado durante los dos años anteriores. Esta vez no querían conformase con ver las cumbres, quería asomarse a su ventana, ver lo que esos picos de las montañas veían.

ColorfulSmiles.com

Así que tomando ésta decisión, cambió su perspectiva pero también cambiaron sus materiales. Ya no era sólo senderismo y a veces había que asegurarse. Para ello, habían entrenado y habían aprendido a escalar.

Pudieron ver los paisajes más bonitos que jamás habían alcanzado a mirar, y disfrutaron de un montañismo más libre, más exigente, que les gustó todavía más. El hecho de no tener que seguir un sendero, les permitió mayor estancia en las alturas pero sin visitar tantos pueblos por lo que el volumen de alimentos que habían de cargar también había incrementado.

ColorfulSmiles.com

Una vez más, su viaje comenzó cogiendo el Canfranero, por los pelos, en la estación de Villanueva de Gallego para evitar problemas de controles en la reciente Estación Delicias de Zaragoza, ya que llevaban botellas de gas para el hornillo que quizás no nos hubieran dejado pasar.

Nada mas llegar a Canfranc, impacientes por empezar a escalar se acercaron pasando el puente de piedra y tomando el sendero GR-G53 dirección Candanchú a unas vías que hay de no mucha dificultad. Allí, en la vía Flin, fue la primera vez que Luis y Vero encadenaban 3 largos, bajando posteriormente por detrás. Les gustaron los seres que habitaban las paredes, lejos de las inertes piedras del rocódromo donde estaban acostumbrados a entrenar.

Caminando hacia la cascada del valle de Izas, lugar que tiene significado especial para esta pareja, empezaron a ver marmotas … ¡¡el verano había comenzado!!

ColorfulSmiles.com

La dinámica que Luis y Vero siguieron durante los días que estuvieron en la montaña subiendo y bajando, fue la de levantarse muy temprano, llevar siempre comida en la mochila para una semana, andar sin perder altura hasta aproximarse al pico que quería subir, dejar ese día la tienda y una de las pesadas mochilas aparcada y cubierta por si la lluvia caía en algún lugar escondido, y llevar en la espalda solo lo necesario para subir al pico propuesto el día de la ascensión.

ColorfulSmiles.com

No es seguro ni se puede disfrutar de subir ciertas cosas con una mochila en la espalda que pesa casi más que tu propio cuerpo por lo que Luis y Vero optaron por esa manera de proceder que les resultó muy agradecida.

No todo fueron alegrías ni fue la excursión más fácil del mundo, pero un buen sabor de boca se les quedó a Luis y a Vero después de haber ascendido picos como el Balaitus (3.146m), la Grand Fache (3.005m), Petit Vignemale (3.032m), Vignemale (3.298m), el Taillon (3.144m), o Monte Perdido (3.355). En el camino se quedaron muchas ascensiones sin realizar, tormentas que dan miedo, refugios que tiran su basura ensuciando la montaña y empinadas pedreras en donde lo mejor es no mirar, pero también el buen sabor de boca de mil peripecias que contar.

ColorfulSmiles.com

Tritones amarillos, glaciares, improvisados vivacs a la 1:00 AM tras un largo descenso, furgos que se llaman Berta y escuchan Sabina que no está nada mal, calcetines que juegan a escaparse rio abajo, colchonetas voladoras, la gastronomía francesa y lo amable de sus gentes, animales escurridizos, caballos alcahuetes que hacen de despertador, salchichones con nuez, lagos preciosos y lugares perfectos como el Lac d´Arratille a 2.247m donde los amaneceres son espectaculares…Cést superb!!

ColorfulSmiles.com








ColorfulSmiles
Kika & Luis
000000